NO AL GOLPE EN BOLIVIA

Por: Una declaración plural y conjunta

Dirigentes sindicales y de los movimientos sociales expresan su categórico rechazo al golpe de Estado en Bolivia contra el gobierno de Evo Morales.

Evo emergió en la política boliviana como un líder sindical y social. La enorme mayoría de los dirigentes sindicales argentinos repudian el golpe y se sienten hermanados a la experiencia de gobierno que hizo de aquel país pobre una nación de dignidad, derechos, soberanía y una solvencia fiscal que fue reconocida por el mundo. Desde LNT quisimos aunar esas voces de los movimientos sociales y sindicales frente al espanto por el golpe, el cual ya rechazan las mayorías, con la lamentable excepción de Mauricio Macri, presidente saliente. A continuación, dirigentes y referentes toman la palabra.

 

 

Juan Carlos Schmid – secretario general de la Confederación Argentina de Trabajadores del Transporte (CATT)

Evo Morales, el primer presidente indígena, ha sido forzado a renunciar por un golpe de estado. La ofensiva sobre los líderes populares en América Latina no cede. Las fuerzas democráticas y progresistas tendremos que redoblar nuestra fuerza de movilización y el protagonismo de trabajadores, campesinos, hombres y mujeres que luchan por la justicia social para defender la paz y la soberanía de los pueblos latinoamericanos.

 

 

Héctor Daer – secretario general de la CGT

Repudio absolutamente el golpe de estado al presidente Evo. Es urgente restaurar la democracia y respetar la voluntad popular. Es muy alarmante lo que sucede en algunos países de Latinoamérica, que nos remite a un pasado oscuro al que no vamos a permitir volver

 

 

Luis Cáceres – secretario general de la Unión Obrera Ladrillera de la República Argentina (UOLRA)

En nombre de la Unión Obrera ladrillera de la República Argentina repudiamos el golpe de estado llevado a cabo contra el gobierno constitucional del Estado Plurinacional de Bolivia y expresamos nuestra solidaridad con su presidente Evo Morales y el pueblo boliviano. Nuevamente las oligarquías aliadas a enemigos externos pretenden interrumpir un proceso de protagonismo popular. ¡Viva la Unidad Latinoamericana! ¡Viva Evo Morales!

 

 

Facundo Moyano – diputado nacional Frente de Todos

La condena de las interrupciones al orden democrático como la ocurrida en Bolivia debe ser tajante y no puede estar sujeta a la ideología del gobierno. No sorprende, pero sí preocupa, la peligrosa posición que ha tomado el gobierno de Macri de negar el golpe de estado que sufrió Evo Morales.

 

 

Esteban «Gringo» Castro – secretario general de la CTEP

Repudiamos totalmente el golpe de estado cívico militar que se está llevando adelante en Bolivia. Llamando a que nuestro querido Pueblo Boliviano, como lo viene haciendo el gobierno popular encabezado por nuestro hermano Evo, continúe por la senda de la Paz, el Pan y el Trabajo.[vc_column][vc_video link=»https://www.youtube.com/watch?v=mmOcopumM1A»]

Estela Díaz – secretaria de Género de la Central de Trabajadores Argentinos (CTA)

Se consumó en Bolivia un golpe de Estado, cívico, político y militar. Repudiamos esta situación y nos abrazamos con toda la comunidad de América Latina y el mundo para denunciar el avasallamiento al Estado de Derecho en Bolivia. Hay que llamar a las cosas por su nombre, porque además ya sabemos lo que significan los golpes. Tuvimos los llamados golpes blandos, en Honduras, Paraguay y Brasil. Pero ya se sacan la careta del todo y este golpe de blando no tiene nada.

En los 13 años de gobierno Evo Morales reconstruyó el Estado, promovió el cambio constitucional para reconocerse plurinacionales, a la vez que ha sido también una democracia paritaria, con uno de los primeros congresos nacionales con mayoría de mujeres.

Este es un golpe racista, que tiene por detrás el interés de las derechas y los Estados Unidos por seguir consolidando un orden neoliberal conservador.

Hay que denunciar con toda claridad quiénes están detrás también, porque sectores de las iglesias evangélicas, como en Brasil, han sido parte de este proceso de desestabilización. En nombre de la biblia y la familia, matan, saquean, quema viviendas y se llevan puesta la democracia.

Con todas la fuerzas los denunciamos y apoyamos al Presidente Evo Morales y el Vice presidente García Linera, que con enorme claridad lo dijeron en momentos de su renuncia, para proteger la vida y la paz en Bolivia, pero que no renunciarán jamás a la lucha y militancia por la dignidad de su pueblo y la Patria Grande Latinoamericana.

 

 

Fernando “Chino” Navarro – dirigente nacional del Movimiento Evita

Son horas de mucho dolor. Ver a Evo renunciar en una situación tan crítica y violenta nos afecta a todos. Nos marca porque, además expresar la solidaridad y el compromiso con el pueblo boliviano y sus instituciones, debemos estar atentos a lo que puede pasar en el continente y en Argentina. Evidentemente hay una crisis del sistema democrático que no se resuelve desde la mera institucionalidad, sino también con la resolución de los problemas de nuestro pueblo. En Bolivia parecía que eso estaba encaminado. Por eso la sorpresa y el dolor. Habrá que movilizar y acompañar al pueblo boliviano.

 

 

Roberto Pianelli  – secretario general de la Asociación de Trabajadores del Subte

Lo que pasa en Bolivia merece el mayor de los repudios de todos los sectores democráticos y populares, de la clase trabajadora y de todos los sectores de izquierda. Una vez más el imperialismo norteamericano, a través de los grupos reaccionarios de derecha en el continente, están intentando que no se produzca el giro que claramente se muestra con las movilizaciones en Ecuador, Chile y el triunfo de los sectores populares en Argentina. Necesitamos la mayor unidad política en esta América diversa y morena. Necesitamos la unión de los movimientos populares del continente porque está visto que esto no se resuelve solamente en nuestras naciones. Estaremos movilizados en Argentina para hacer todo lo posible por evitar que se perpetúe este golpe contra el gobierno de Evo Morales.

 

 

Jackie Flores – referente del Movimiento de Trabajadores Excluidos (MTE)

Los pueblos venimos hace mucho tiempo entendiendo y siendo parte de un proceso profundo hacia la libertad, del que estamos convencidos/as. A la esclavitud del siglo 21 nos negamos, por eso oprimen nuestro camino.

El Capitalismo salvaje, una vez más, está queriendo arrebatarnos la identidad de pueblo, para ellos nuestro compañero Evo es la representación del poder popular que se está dando en la región, odian a quienes como él llegamos al lugar que siempre fue nuestro: Presidente de un pueblo digno, que elije su propio destino.[vc_column][vc_single_image image=»3814″ img_size=»large»]

Daniel Catalano – secretario general de la Asociación de Trabajadores del Estado Capital (ATE)

El golpe en Bolivia no es solo contra el pueblo boliviano. Es contra todos los pueblos de América Latina. Y es una muestra de que la derecha en la región desprecia la democracia y las instituciones.

 

 

Juan Monserrat – secretario general de la Unión de Educadores de la Provincia de Córdoba (UEPC)

No salimos del asombro. Lo que está sucediéndole al hermano pueblo de Bolivia es realmente una masacre. Creíamos que nos habíamos despojado de las intervenciones militares directas, con los grupos paramilitares y parapoliciales asediando a la población, interviniendo los medios de comunicación, matando y secuestrando gente. Pero parece que las elecciones en Argentina y la liberación de Lula han intranquilizado a los poderes fácticos en todo el continente. Lo que sucede en Chile y en Bolivia es solo una muestra de la recuperación de la derecha en la región, que no duda en destruir la democracia y la esperanza de América Latina.

 

 

Deolinda Carrizo – dirigente del Movimiento Nacional Campesino Indígena

Desde el Movimiento Nacional Campesina Indígena rechazamos el golpe de Estado contra el gobierno de Evo Morales.  Un golpe que promovió la derecha empresarial y racista en Bolivia. Éste es un golpe contra el pueblo humilde de Bolivia que supo desarrollar bases para la democratización de la vida política, económica y social de Bolivia. ¡Abajo el golpe! Solidaridad con Evo y el pueblo digno revolucionario de Bolivia.

 

 

Diego Montón – dirigente del Movimiento Nacional Campesino Indígena

En Bolivia se consumó un golpe de Estado, obligando a su presidente a renunciar. El proceso en marcha dejó en claro que la derecha fascista no iba a titubear en masacrar al pueblo boliviano con la complicidad de las FFAA.

La ofensiva del imperialismo de EE.UU. en la región operando de la mano de la OEA y las derechas locales deja a las claras que no hay derechas democráticas.

De la mano del Evo Morales, Bolivia forjó un modelo económico que ningún gobierno del continente ha logrado: 2% de inflación, 4% de desocupación y una reducción de la pobreza del 37,4% al 17,4%, un crecimiento de 4,7% de la economía. Defendió la soberanía y el derecho al acceso al Pacífico.

Evo trabajó incansablemente por la unidad de los bolivianos, puso los bienes comunes en función de las mayorías, construyó el estado plurinacional y en las Naciones Unidas el sello progresista del derecho humano al agua y el apoyo incondicional a los derechos campesinos.

Debemos repudiar activamente este golpe y la injerencia en la región, Evo viene de marchas históricas junto a su pueblo, y allí lo tendremos firme en la lucha, pero es fundamental la solidaridad internacionalista e inclaudicable y exigir la libertad de los presos políticos y cárcel para los asesinos y golpistas.

MÁS
NOTAS

TU OPINIÓN CUENTA

Nos gustaría que nos cuentes sobre tu experiencia en el sitio y sobre todo, acerca de nuestros contenidos.




Suscripción