EL SECTOR LADRILLERO ANTE LA PANDEMIA DE COVID-19

Por: Nora Goren, Johanna Maldovan Bonelli y Florencia Corradi

Compartimos la investigación de la Universidad Nacional Arturo Jauretche (UNAJ) y la Universidad Nacional de José C. Paz (UNPAZ) sobre el impacto de la crisis del coronavirus sobre una actividad con altos niveles de informalidad y desprotección social. El informe da cuenta de un agravamiento de la situación para lxs trabajadorxs de la economía popular en términos de empleo futuro.

La crisis que desató el COVID-19 y las subsiguientes medidas de prevención tomadas desde el Gobierno Nacional y los estados provinciales para prevenir la propagación del virus han tenido un importante impacto en la vida de la población, que ha visto trastocada su “normalidad” cotidiana ante este inédito contexto. Dicho impacto se refleja tanto en la emergencia de nuevas  problemáticas como en el agravamiento de situaciones preexistentes, complejizándose las situaciones laborales y familiares atravesadas previamente por diversas desigualdades económicas, sociales y de género. El caso del sector ladrillero, como se verá a lo largo del informe, asume ciertas especificidades, dadas por el hecho de que las unidades productivas se sitúan en zonas periurbanas de difícil acceso y distanciadas de los centros urbanos, donde la vida doméstica y la vida laboral suelen entrelazarse en los mismos espacios y en las que existen altos niveles de informalidad y desprotección social.

(…)

En la Argentina, a partir de las estimaciones realizadas por diversos organismos internacionales y consultoras locales en relación a la potencial caída del PBI, se ha estimado que ello repercutirá en una caída del empleo que representa una pérdida de aproximadamente 180.000 puestos de trabajo en el mejor de los casos y de 340.000 en el peor escenario (OIT, 2020). Los impactos se prevén a su vez, de manera diferencial en función de los distintos sectores de actividad de los que se trate y de sus niveles de formalidad/informalidad.

Así, se destaca la compleja situación de los trabajadores y trabajadoras informales y autónomos/as –entre quienes se encuentran las familias ladrilleras de la economía popular y parte de los y las trabajadores/as asalariados- en tanto que carecen de recursos protectorios y financieros para enfrentar la caída de la actividad económica y por ende la desaparición o merma de sus ingresos laborales.

En este marco es que nos interesa dar cuenta de cómo ha impacto el COVID-19 en el sector ladrillero, a sabiendas de que su situación previa se está viendo agravada.

Para acceder al informe completo, ingresá a este link

MÁS
NOSTAS

TU OPINIÓN CUENTA

Nos gustaría que nos cuentes sobre tu experiencia en el sitio y sobre todo, acerca de nuestros contenidos.




Suscripción